15.11.05

Poema (IV)

Se hace tarde y estamos solos
bailando con ojos sobre la piel,
borrachos como sapos
que no pueden saltar.
Pasa la medianoche avergonzada,
la madrugada bañada en absenta
nos escupe, alucinada, desnuda y
gorda, palabras sucias de amor
a la oreja.
Y entonces, como una cenicienta
descalza, te escapas antes de que
salga el sol, harto de despedidas
y pesadillas.
A veces me pregunto cómo es posible
que no estemos todos
tan terriblemente tristes
al despertar.

4 comentarios:

Javier Esteban Gayo dijo...

Una cosa que siempre me he preguntado es cuáles eran tus influencias en poesía, los poetas que sigues y eso. Porque la verdad es que -Ignotus aparte- a mí me pareces francamente bueno, y me sorprende un poco no haberte leído mucho sobre el tema en el blog...

Alfredo Álamo dijo...

La poesía y yo, ese mundo ;)
La verdad es que soy un tipo raro con eso de la poesía. Leer, leer, he leído de todo. Influir... bueno, supongo que serán los que releeo con frecuencia... y ahí pues me quedo en gente como Baudelaire, Elliot, Dylan Thomas, Shelley, Rimbaud, los surrealistas/dadaístas de principios de siglo... Y muy poco más.
No leo, excepto en contadas ocasiones, poesía contemporánea. No la leo dos veces, quiero decir. Sé que parece egoísta, pero conectan conmigo muy poco. Me gusta conocer otra época a través de la poesía, mi tiempo ya lo conozco. Y es difícil engancharme.
Escribo poesía por pura necesidad visceral, no pulo ni reviso los textos, se quedan como salen.
Y aquí, por mi ciudad, ni siquiera llego al estatus de poeta, así que...

Alfredo Álamo dijo...

Ah, y me pirran los haikus. Es parte de mi debilidad por lo japonés.

Javier Esteban Gayo dijo...

Menos en Shelley, que le he leído muy poco –yo tiro más a Keats, aunque a ese también lo tengo en la “pila”– digamos que compartimos gustos. Yo sí que leo bastante poesía contemporánea –bueno, desde que me pasé escribir género no tanta– en inglés sobre todo, aunque me encanta el modernismo yanqui, con Eliot y también Pound. Y claro, Baudelaire y Rimbaud inevitables. Estoy a años luz de ser un “crítico”, en cualquier caso, pero desde luego, en mi opinión lo de la escritura visceral te funciona muy bien, a ver si te animas y sigues colgando en el blog y en revistas. Porque, no vamos a conformarnos con dos Ignotus, ¿no? :P