18.1.06

Last days of disco - minicuento


El último dios de la música disco robó todos los patines antes de que alguien rompiera la bola de espejos como una piñata de la que cayeron gin-tonics y madrugadas.

5 comentarios:

Javier Esteban Gayo dijo...

Me ha encantao, pero... ¿minicuento? Intuyo una agria polémica sobre el tema en la mesa redonda de la próxima Con o similar ;p

Alfredo Álamo dijo...

Nah, hombre. La bruja y yo estaremos encantados de "explicaros" la situación.

Javier Esteban Gayo dijo...

la resistencia es futil...

Zapardiel dijo...

¡Apañero, a mis brazos! por fin has visto la Verdad, loados sean mis obtusos dioses. Todos aquellos sacrificios humanos han servido para algo :)

Y tú, Javier Esteban, acabas de meterte en un buen lío. ¿Qué haces minando mi autoridad en blogs ajenos? Te vas a enterar, ¡te voy a zurrar hasta las arandelas, socio malo! :[

Javier Esteban Gayo dijo...

sólo diré esto: glups :s