30.10.06

La recolección de los Ignotus

Llegan ya las fechas de la Hispacón y, como cada año, se procederá a la entrega de los premios Ignotus. Muchos creen que la estatuilla que acompaña al premio se encarga a un taller artesanal, pero no es así.
Pasada la medianoche, la junta de la AEFCFT visita un pequeño cementerio cuya localización se transmite generación fandomita a generación fandomita. Allí esperan los nuevos ignotus. La tradición dicta que hay que recogerlos la víspera de difuntos, justo cuando están en su momento álgido de crecimiento. He aquí el documento gráfico que lo demuestra:



Los ignotus son lápidas de duendes y hadas. Recordadlo la próxima vez que toquéis uno con las manos.

4 comentarios:

Santiago Eximeno dijo...

¡Qué hermoooooooooossssssssso!

Alfredo Álamo dijo...

Pues tengo otra foto por ahí de cómo se recogian en el XIX... A ver si tengo tiempo esta tarde y la pongo...

Javier Esteban Gayo dijo...

¿Duendes y hadas? Pues yo simpre pensé que son las lápidas de los gatitos que Dios mata por el asunto aquel de la masturbación... (vale, ya no me dan uno :p)

escritor1 dijo...

Ahora entiendo yo por qué Cierto Autor De Prestigio Cuyo Nombre No Desvelaremos ronda por los cementerios a la caída de la noche... ¡Así cualquiera!