18.9.07

Zen Cat


Qué dura es la vida de mi gato. Lograr ese equilibrio vital no debe ser sencillo.

1 comentario:

raquel dijo...

No debería habérmela puesto de fondo de escritorio, ahora cada vez que cierro las ventanas aparece con esa cara de felicidad y me quedo un rato embobada. Tendría que quitarlo, pero, es tan guapo.