5.1.07

Di mi corazón a un brigadista del espacio

Sarah Brightman en todo su setentero esplendor.

¡Feliz Año!

2 comentarios:

RM dijo...

Joer, menos mal que la esperaba El fantasma de la Opera en el futuro, que si no... ¡a las minas de Kessel de cabeza!

Hay momentos que parecen una versión whitey de Boney M.

IsiHydra dijo...

impagable el tio que le va tirando purpurina...