15.4.05

Masas / Mañanas en sombras

El cuento "Masas" sale publicado en formato impreso, de la mano de Ediciones desde la Gente (Argentina) y Sergio Hartman como antologista. La temática de la compilación está dedicada a las distopias (o cacoutopías, como acabo de leer). No suelo poner reseñas de la crítica, pero ésta aparecida en samizdat hace que me pregunte cúanto valdrá mandar un jamón a Buenos Aires.

"Otra verdadera gema de esta recopilación es «Masas», cuento del español Alfredo Álamo. Cuando uno comienza a adentrarse en lo narrado, se siente transportado a varios de los universos imaginados por la ciencia-ficción. Por un lado, una organización muy similar a la de Brazil, la película de Terry Gillian. Por el otro, una urbe innominada sometida por el pulso de la muchedumbre y la superpoblación, como en Cuando el futuro nos alcance (Soylent Green, 1973). Finalmente, y esto es realmente curioso, la sensación de que cualquier lector -de esta ciudad particularmente- no podrá evitar comparar lo relatado con lo que se vive en la actualidad, como si por una extraña transmisión de pensamientos, el valenciano Álamo estuviera inmerso en lo que para nosotros es cotidianidad. Y no quiero adelantar nada de la trama porque verdaderamente vale la pena. La única salvedad que se podría hacer es la elección de los nombres de los protagonistas, como una especie de aceptación de lo que es universal en el género (lo anglosajón) está por encima de lo propio. Ya lo dice el refrán, «pinta tu aldea y pintarás el mundo». Pero esto en nada desmerece otra de las grandes revelaciones que ofrece esta antología al cuidado de Gaut vel Hartman."

2 comentarios:

Sergio Gaut vel Hartman dijo...

Vamos, que lo del jamón es buena idea. Apunta mi dirección... Eso es... Avenida, exacto, "D", apartamento "D", de "dedo". Ya, le daré unas fetas a Moreno. ¿Unos cien gramos está bien? Hombre, no es por ser avaro, pero el pobre no tiene paladar, ¿para qué desperdiciarlo? Bien, bien, le daré un cuarto kilo. Tú sólo mándalo, que yo me ocupo de todo lo demás.

Alfredo Álamo dijo...

Mmmm, casi me convences. Pero, ¿cuánto cuesta? casi me espero a que vengas a Vigo y te llevo unas lonchitas de jabugo...